educando
en solidaridad

Fundación Josep Carreras contra la leucemia

Desde hace más de 30 años, la Fundación Josep Carreras contra la Leucemia, impulsa de forma incansable todo tipo de proyectos en beneficio de las personas que padecen  esta enfermedad, movidos por el desafío de conseguir que la leucemia sea, algún día, una enfermedad 100 % curable,

En 2010 crearon el Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras (IJC), uno de los pocos centros en el mundo dedicados exclusivamente a la leucemia y  otras enfermedades oncológicas de la sangre. El IJC pretende fomentar el desarrollo de la investigación en el campo de la onco-hematología, agilizar la aplicación de nuevos tratamientos, mejorar la asistencia y la supervivencia de los pacientes, contribuir a la formación de nuevos investigadores y establecer sinergias con otros grupos de investigación nacionales e internacionales.

Desde 1991 gestionan, en estrecha colaboración con el sistema de sanidad público, el registro oficial de donantes de médula ósea en EspañaREDMO. El trasplante procedente de donante no emparentado es la única solución curativa para una gran parte de los pacientes de leucemia, ya que sólo uno de cada cuatro dispone de un familiar compatible. Más de 9.000 personas alrededor del mundo se han podido someter a un trasplante gracias a las investigaciones que realizamos cada día.

El equipo de Educando proteges, junto a otros familiares y amigos, son socios de esta Fundación, destinando una parte de sus beneficios a donativos periódicos y a la divulgación de esta lucha ejemplar, para conseguir concienciar al mayor número de personas posible y promover la donación de médula y recursos económicos para su investigación, tratamiento y en un futuro, su cura definitiva.

Debra España, asociación piel de mariposa

La piel de mariposa (Epidermolisis Bullosa)  es una enfermedad poco frecuente que provoca una extrema fragilidad cutánea.
Debido a una mutación genética, falla el «pegamento» que une las diversas capas de la piel, por lo que ésta se desprende y se rompe con el más leve roce. Incluso un abrazo puede dañarles. Esta enfermedad no tiene cura.

Desde bebés han de someterse a largas y dolorosas curas casi a diario para tratar las heridas y ampollas que aparecen continuamente por todo el cuerpo. En algunos casos, incluso también en membranas mucosas como boca, faringe, esófago, párpados…
Actividades cotidianas como vestirse, escribir o incluso andar, pueden resultar muy difíciles, generando un alto grado de discapacidad y dependencia.
La repercusión psicológica de la Piel de Mariposa puede ser devastadora, tanto para la persona que la padece como para su familia, causando reacciones emocionales de rabia, enfado y tristeza, así como problemas de estrés, miedo intenso, depresión o disminución de la autoestima.
La Asociación Debra-Piel de Mariposa es una entidad sin ánimo de lucro, declarada de Utilidad Pública. Fue fundada por los padres de un bebé afectado para apoyar y acompañar a otras familias en su misma situación.
Hoy representan a 260 familias y cuentan con un equipo de 29 profesionales, 10 tiendas solidarias y más de 300 voluntarios, todos inspirados por una misma visión:
Mejorar la calidad de vida de las familias Piel de Mariposa.

Al igual que en el ejemplo anterior, desde Educando proteges, promovemos y damos a conocer esta Asociación y la magnífica y encomiable labor de sus integrantes, tanto familiares como profesionales altruistas, favoreciendo la compra en sus tiendas solidarias y donando una parte de nuestros beneficios de forma periódica.

Left Menu IconMenú
Right Menu IconMenú